Oscar Wilde afirmaba: “No existen más que dos normas para escribir: tener algo que decir y decirlo”. Y Ray Bradbury nos invitaba a hacerlo con estas preguntas: “¿Cuánto hace que no escribe usted una historia que vuelque en el papel un amor o un odio verdadero? ¿Cuánto que no se atreve a liberar un bien conservado prejuicio para que sacuda la página como un rayo? ¿Cuáles son las mejores y las peores cosas de su vida y cuándo saldrá a susurrarlas o gritarlas?”.

¿Por qué y para qué se escribe?, ¿qué relación hay entre la inspiración, el genio y la…

Adriana Santa Cruz

Profesora y Licenciada en Letras, redactora y gestora cultural

Get the Medium app

A button that says 'Download on the App Store', and if clicked it will lead you to the iOS App store
A button that says 'Get it on, Google Play', and if clicked it will lead you to the Google Play store